Ensalada de Quinoa

  1. Llegue a Cachi, Salta, el 1 de agosto, día que los lugareños festejaban la Pacha Mama. Lo primero que hice fue recorrer las calles y, por azar, termine almorzando en un taller mecánico donde una de las familias pudientes del pueblo daba de comer a todo aquel que aparecía. Esa misma noche quise cambiar de aires y decidí ir a “El cortijo”, el hotel boutique de Cachi, cuyo restaurante “Catalino” realiza una mezcla de técnicas francesas con materias primas de la zona e influencias incaicas.
  2. La cena consistió en brochete de llama, provoleta de cabra y una ensalada tibia, todo regado con un excelente Colome Estate  La ensalada tibia llevaba entre otras ingredientes quinoa, alimento el cual no conocía  pero desde ese momento integre plenamente a mi dieta y ahora (aprovechando que esta de moda, se consigue en todos lados y viene el verano) les paso una receta que espero disfruten. Es muy fácil  es muy rica y es muy nutritiva, y, calculo que hará las delicias por sobre todo de los vegetarianos.
  3. Lo primero que deben hacer es lavar la quinoa en abundante agua como mínimo tres veces, para que pierda el sabor amargo, luego cocínenla en abundante agua con sal alrededor de 20 minutos.Una vez cocida dejar enfriar.
  4. Picar un poco de perejil, unas hojas de albahaca y un poco de cilantro.
  5. Retirar piel y semillas de unos tomates, luego cortar en pequeños cuadrados de dos centímetros.
  6. Cortar una palta en pequeñas tiras.
  7. Mezclar todo y agregar jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta a gusto.
  8. Disfrutar.

Veggie Burguers Di Santo

Las veggie-burguers o hamburguesas vegetarianas suelen ser, salvo honrosas excepciones como la que se puede encontrar actualmente en Aldo’s o la realizada a base de choclos que en algún momento formo parte de la carta del Sushi Club, mazacotes de una pasta indescifrable y compacta con un sabor símil diario viejo, como si los vegetarianos carecieran del sentido del gusto. Pero no temáis, aquí les dejo una receta de mi autoría, la cual tienen todo el derecho del mundo a apropiarse y modificar a su gusto y piacere.

Ingredientes:
• Lentejas previamente cocidas
• Cebollas cortadas (Preferentemente en brunoise)
• Ajo
• Pimienta y sal
• Huevos
• Ají molido
• Aceite de oliva
• Semillas de sésamo
• Avena extra fina (Puede ser reemplazado por pan rallado o cualquier tipo de rebozador )

Habrán notado que omití las cantidades, pero estas son las que utilice:
Una parte de cebolla por cada tres de lentejas.
Uno o dos huevos (dependiendo el tamaño) por cada media cebolla de tamaño mediano.
Lo demás es a gusto personal.

Procedimiento:
Calienten dos cucharadas de aceite y arrojen el ajo cortado en pequeños pedazos, retiren inmediatamente y dejen enfriar.
Procesen las cebollas con las lentejas, los huevos, los condimentos y el aceite con ajo hasta formar una pasta que no llegue a ser homogénea, es preferible que queden lentejas enteras para dar textura a la hamburguesa. Luego pasen la preparación a un bowl y mezclen gradualmente con la avena (en mi caso agregue también pan de salvado tostado y rallado para dar un poquito de sabor a quemado) y las semillas de sésamo hasta lograr una consistencia semifirme.
Poner en un aro, o en caso de no contar con uno, darle forma cercana a la de una hamburguesa y enviar al freezer 15 minutos. Luego cocinar en horno o plancha alrededor de 15 minutos.
Lo ideal seria gratinarlas con queso azul y acompañarlas con cebollas caramelizadas, huevos poche y un guacamole.
Espero que lo disfruten.