Andeluna Cabernet Sauvignon 2010

Esta historia no es nada del otro mundo: un par de millonarios se juntan, compran unos viñedos, ponen un hotel y deciden sacar su propio vino. Incluso para seguir con el lugar común, estando en Argentina, deciden hacer del Malbec su estandarte. Hasta ahí todo normal, pero estos señores deciden invertir parte de su dinero en llevar a Michel Rolland para que los asesore e invierten un dinerillo extra en capacitar y contratar muy buenos enólogos. Ese es el momento que Andeluna Cellars empieza a llamar la atención.
Ayer probé por primera vez el Andeluna Cabernet Sauvignon 2010, su precio (Alrededor de los $45) lo transforma en una muy buena opción en cuanto a relación precio/calidad.
Luego de años de dominio absoluto del Malbec como cepa emblema de la argentina en el mundo comenzó una discusión, alrededor del año 2005, sobre cuál seria la uva del futuro en este país. Recuerdo presentaciones de Pinot Noir de la patagonia, donde se repetía la frase: “Hay dos tipos de personas, las que toman vino y las que toman Pinot Noir”. En fin… Si bien la frase suena a petulancia francesa adaptada al paladar criollo, debo aceptar que muchos de esos Pinot Noir estaban buenísimos, pero un poco alejados del bolsillo del común de los mortales cuyo apellido no es Rothschild. En otras ocasiones se intento vender el supuesto resurgimiento de la Bonarda, especulando sobre los arcaicos viñedos de esta uva en la Rioja y Catamarca como nuevos bastiones del vino argentino, e incluso oí a algún borrachín (De hecho borrachina) tratar de convencer sobre las virtudes y el futuro del ¡¡¡Cabernet Franc!!!
Pero este año el mercado de los vinos de entre $30 y $100 ha contestado la pregunta y el varietal que apunta a secundar al Malbec en calidad y ventas, tanto en el mercado interno como en el internacional es el clásico Cabernet Sauvignon (descendiente directo del aterciopelado y delicado Cabernet Franc). Como ejemplo pueden leer una reseña sobre la última cosecha de esta variedad de la marca Tracia que escribimos anteriormente.
Este vino cumple con creces las características básicas de la uva tanto aromáticamente como en boca (Sobretodo en boca), y la presencia de taninos se encuentra muy bien domada. Si quieren comenzar a experimentar con esta uva, este vino es una fabulosa puerta de entrada. Les dejo aquí la ficha oficial,la cual casi no exagera.

Tracia Cabernet Sauvignon

Para lograr una experiencia gastronómica placentera la calidad de los productos, la buena onda y la mezcla adecuada de calor, frió y materias primas son factores muy importantes ¡Incluso la disposición de los cubiertos importa! Pero ninguna es tan fundamental como maridar. Maridar es combinar de manera adecuada la bebida con el alimento, pudiendo crear un contraste o una armonía según el aspecto que deseemos resaltar. Uno puede comprar la bebida en base a un plato que esta preparando o puede tener un buen vino guardado y para hacerle honor al dios Baco, preparar un suculento manjar que no destrone al vino como estrella de la velada.
Un buen Malbec o un Cabernet sauvignon pueden ser una buena opción para acompañar carnes a la parrilla, pero no siempre podemos darnos el gusto de disfrutar un Siesta en el Tahuantinsuyu, sobre todo si es un asado dominguero multitudinario. En esos casos es bueno tener un vino de reserva un tanto más barato, pero que no desentone y nos deje relativamente bien parados. La recomendación de esta semana es un vino joven con las características ideales para estas ocasiones: Tracia Cabernet Sauvignon.
Se consigue en algunas vinerías pero yo lo compre en el Disco y debo decirles que en relación precio/calidad este vino arrasa, por solamente 23 pesitos tenemos a todos contentos desde el abuelo que lo mezcla con soda a la estirada que mete la nariz en la copa pero aun así parece que estuviera oliendo mierda. Podría hacer una descripción de las características organolépticas del vino, pero he preferido dejárselo a ustedes. Pruébenlo y después me comentan